AFRICANUS, HIJO DEL CÓNSUL